miércoles, 10 de febrero de 2016

Sinopsis

La historia se remonta en el siglo XIX en una nación remota y hermosa, de inviernos blancos y fríos, y veranos nublados, lluviosos y frescos.

Marius es un chico que vive en una humilde cabaña ubicada en las afueras de un pequeño pueblo rodeado por altas montañas nevadas y extensas praderas verdes.

Contemplar la belleza natural del entorno y tratar de interactuar con la tímida y evasiva fauna silvestre son los únicos juegos, y el único alivio, de este niño que padece de una constante soledad y sufre el marcado desprecio y los desmedidos maltratos de gran parte de la población de la localidad; la distante y áspera relación que posee con su padre adoptivo es su única fuente de contacto no violento con otro ser humano.

Esta fría y agotadora existencia se prolonga a través de largos años hasta que un día, en medio de una situación límite, Marius conoce a una persona especial que comienza a cambiar su mundo y su realidad de una forma tan drástica como insospechada.